lunes, 1 de junio de 2009

Welcome to the show

A los 12: La SuperPop
A los 18: La Glamour
A los 22: La Elle
A los 25: La Vogue

Y es que el paso del tiempo se nota, y no sólo en los hábitos de lectura, sino también, por ejemplo, en la irremediable necesidad de acumular cremas para todo el cuerpo, o en colonización de los zapatos que van ganando la batalla del interior de tu armario.
Quién me iba a decir hace 10 años que yo iba a tener estas necesidades...y es que ya lo dijo Oscar Wilde:
A mí dadme lo superfluo, que lo necesario todo el mundo puede tenerlo.

Como por ejemplo, este chaleco de Matthew Williamson para H&M. No sé cuántos llegaron a España, me consta que pocos, pero los chalecos son mi vicio confesable. Y éste, es de vicio.
PhotobucketPhotobucketPhotobucket

3 comentarios:

  1. wow! me encanta este chaleco etroniano de williamson! ni lo vi quizás no llegó a las tiendas donde fui. La frase de Oscar Wilde me ha encantado, cuánta razón tiene!!!
    un besito y gracias por seguirme! me añado a tu lista!
    Barcelonette

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado tu reflexión sobre la evolución de la lectura. Yo sigo la misma, pero con un poco de retraso, sigo con la elle, y vogue de vez en cuando. Estaré dentro de poco loca por David Delfín?

    ResponderEliminar
  3. My daughter and I when to Doll House to buy a Sherri Lee dress that my daughter was obsessed with. I received no service from the sales staff until I asked. They gave my daughter a few styles to try on when asked what size my daughter would be, she pointed at the dress my daughter had on and said “that size”. I noticed that the dresses had no size tags on them and when I asked the sales staff about that, they got frustrated with me and gave no explanation. So I left the store with a much deflated daughter, went home and ordered the dress online and saved $200.

    ResponderEliminar